LINEAS DEL METRO CDMX

El hombre con Gabardina negra dirección Pantitlán

Por Manuel Alejandro Acosta.
Relatos Cortos del Metro de Ciudad de México CDMX

Era una noche oscura en la que salía de trabajar, eran alrededor de las 9:15 cuando bajaba por las escaleras hacia los Hangares, un pie después del otro, sucesivamente hasta llegar al Lienzo a esperar al Metro, mirando a ambos lados me percate que solamente había un par de personas posiblemente también se encuentren saliendo del trabajo, no pasaron más de 10 minutos cuando a lo lejos y aproximándose se encontraba el Metro, el letrero tenía escrito Dirección Pantitlán. Se detuvo y se abrieron las puertas a lo cual entre, me acomode a la puerta par de donde entre, entró un señor con una gabardina larga y negra al cual no presté mucha atención, saqué mi teléfono para revisar mis mensajes tenía un que otro de mis amigos a lo cual solo les di una breve mirada, apague mi teléfono y lo guarde mientras observa cómo el hombre de la gabardina sacaba una caja de cigarros agarro uno lo puso en su boca y empezó a buscarse en los bolsillos pareciera que no encontró lo que estaba buscando, levantó su mirada hacia mí se movió un par de asientos quedando sentado frente de mí, balanceo su cajetilla y me ofreció un cigarro.


-no fumo muchas gracias-
-bueno, ¿me podría regalar algo de fuego para el mío?- guardó su cajetilla, empecé a buscar en mi mochila hasta encontrar un encendedor, se lo ofrecí a lo cual lo tomó rápidamente y prendió su tabaco.
-muchas gracias, se ve que sale de trabajar o me equivoco- me pregunto mientras exhalaba humo de tabaco, – sí, supongo que usted Igual- el hombre de la gabardina soltó una pequeña carcajada – me gustaría pero a veces el trabajo nunca termina-
-¿por qué dice usted es dueño de alguna compañía?-se podría decir, es una pequeña compañía de viajes-
– suena interesante su trabajo, yo simplemente soy un guardia de seguridad- digo mientras doy un suspiro
-no mal precie su trabajo, muchos desearían la simpleza de su trabajo-
– usted mismo lo ha dicho es simple, llevo más de 40 años dedicándome a esto y no considero haber hecho alguna diferencia-
-A veces el Sentido de importancia o poder llegan a ser innecesarios cuando una persona es feliz-
-Feliz… ese es el problema no me considero una persona feliz o mínimo con ánimos-muchos hombres siempre dicen lo mismo, a veces simplemente el mundo no es como uno quiere, pero aun con los prejuicios y los problemas, simplemente la vida se vive –
-Tiene razón, debería dejar de sufrir y empezar a vivir la vida-
-Lo malo es que…- dijo el hombre de la gabardina mientras tiraba su cigarro al piso -¿Cuál es el problema?- aplasta el cigarro con el pie, se levanta y se dirige a la misma puerta en la que él entró -Que su viaje ya termino-


Mientras decía eso el tren seguía su rumbo, pasamos por la última estación Pantitlán, en ningún momento se detuvo, mi mirada fue hacia la derecha viendo la estación mientras la pasamos, en ese momento entendí que aquel hombre no era un pasajero.

Manuel Alejandro Acosta

Enriquece el relato con tu comentario

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relatos Cortos
Metro CDMX

Relatos cortos, COMPARTE EL RELATO si te gusto y deja tu comentario añadiendo tu mini relato para enriquecerlo aún más.

Nuevos relatos

Líneas del Metro CDMX

1

2

3

4

5

6

7

8

9

A

B

12

Twitter feed is not available at the moment.

Gracias por leer los relatos y fomentar la literatura

El Metro de CDMX es parte de las historias de cada viajero que se sube en el andén